martes, 21 de junio de 2016

URGENCIA DE LA REVOLUCIÓN INTERIOR

URGENCIA DE LA REVOLUCIÓN INTERIOR


Amigos, estamos en una era de grandes inquietudes. Se hace necesario reflexionar profundamente, revisar principios, imponer orden en nuestra mente con el propósito de orientarnos, sabiamente, por la Senda de la Revolución de la Conciencia...

La EVOLUCIÓN y la INVOLUCIÓN son dos Leyes que trabajan en forma coordinada y armoniosa en todo lo creado. Ambas, en sí mismas, constituyen el eje mecánico de la Naturaleza.

Existe Evolución en el grano que germina, en la planta que crece y se cubre de flores, y de frutos. Existe Involución en el árbol que pierde sus hojas, se marchita, decrece y, por último, se convierte en un montón de leños.

Hay Evolución en la criatura que se gesta dentro de la matriz, en el niño que crece y se desarrolla, en el joven, en el hombre maduro tostado por el Sol. Existe Involución en el anciano que caduca y al fin muere.

Hay Evolución en el mundo que surge del Caos con vida pujante y activa. Existe Involución en el planeta que caduca y al fin se convierte en una nueva Luna.

Nosotros no negamos la Ley de la Evolución, mas comprendemos que ni ella, ni su hermana gemela la Involución, podrían llevarnos a la Autorrealización Íntima del Ser.

Cuando hacemos de la Ley de la Evolución un dogma, nos convertimos en criaturas retardatarias e inútiles. Así, pues, os invito a la revisión completa de principios...

En la Naturaleza existen fenómenos extraordinarios; fenómenos que muchas veces, debidamente aprovechados, nos brindan la oportunidad de entrar por la Senda de la Revolución de la Conciencia...

No está de más recordar lo que es un SOLIOONENSIUS. Sucede que el cometa Solni, de cuando en cuando, se acerca demasiado al Sol Baleaoto y produce tensión en éste. Entonces, él mismo, hace que nuestro Sol de Ors también entre en tensión eléctrica tremenda, que de hecho estremece a todo nuestro Sistema Solar, incluyendo al planeta Tierra; eso es exactamente un Solioonensius.

Recordemos el Solioonensius de 1917, cuyo resultado fue la Revolución Bolchevique en la Rusia. En el antiguo Egipto de los Faraones se recuerdan también dos Solioonensius que provocaron gigantescas hecatombes...

Así, pues, cada vez que viene un Solioonensius, se provocan desórdenes violentos, grandes holocaustos humanos y derramamiento de sangre.

El Solioonensius que provocó la Revolución Francesa trajo, de hecho, una gran reforma social al mundo entero. El Solioonensius de 1917, si bien es cierto que provocó la Revolución Bolchevique, también no es menos cierto que en la misma Rusia Soviética surgieron grandes Iniciados que fundaron Escuelas de Regeneración.

Así, pues, todo Solioonensius puede ser utilizado para la REVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA.

El efecto del Solioonensius del 17 todavía se siente, y si bien es verdad que por estos tiempos hay caos, hambre, anarquía, desorden en el mundo, también no es menos cierto que ha surgido nuestro Movimiento Gnóstico Revolucionario.

Es bueno que se sepa de una vez y para siempre, que nosotros los gnósticos hollamos la Senda de la Revolución de la Conciencia. Sobre ella nos habló el Cristo en su Evangelio cuando dijo: “Estrecha es la puerta y angosto el camino que conduce a la Luz, y muy pocos son los que lo hallan”.

Esto que estamos diciendo, mis estimables jóvenes gnósticos, no sería entendido jamás por aquéllos que siguen la Senda del Buen Dueño de Casa. El Gran Kabir Jesús, refiriéndose a estos últimos dijo: “Hipócritas fariseos, sepulcros blanqueados, perversa generación de víboras, que lo de fuera del plato y del vaso limpiáis, mas lo de adentro está lleno de suciedad”; también los comparó a “sepulcros blanqueados, hermosos por fuera, pero dentro llenos de toda clase de podredumbre y huesos de muertos”.

¿Qué se entiende por el “BUEN DUEÑO DE CASA”? ¿Qué es lo que se debe comprender por aquél que sigue el Camino del Buen Dueño de Casa? Escuchad: La Senda del Buen Dueño de Casa, es la senda de los reaccionarios, la de aquellos que aborrecen la Revolución de la Conciencia, de la gente retardataria y regresiva.

Nosotros los gnósticos somos diferentes: hollamos un CAMINO DE REBELDÍA PSICOLÓGICA porque sabemos que éste, en sí mismo, es el único que puede conducirnos a la Liberación Final.

Todavía está en el ambiente el efecto, o los efectos del Solioonensius del 17, y nosotros debemos aprovechar tales efectos, tales vibraciones, no para meternos como los demás por la senda regresiva o reaccionaria, o simplemente anárquica y sangrienta, sino, más bien, por el Camino de la Revolución de la Conciencia.

Amigos, es urgente comprender el estado en que nos encontramos actualmente. En los antiguos tiempos de la Lemuria –en aquellas épocas en que los ríos de agua pura de vida manaban leche y miel–, la humanidad estaba gobernada por el PRINCIPIO FULASNITANIANO. Tal principio daba a los seres humanos vida muy larga. Entonces, normalmente, se podía vivir de 10 a 15 siglos; había tiempo más que suficiente para formar en nosotros mismos los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser.

Hoy en día todo es distinto: la humana especie está ahora gobernada por el PRINCIPIO ITÓKLANOS, que es ciertamente un principio animal; se muere cuando menos se piensa, la existencia se ha acortado demasiado...

En el Egipto de los Faraones todavía se alcanzaba a vivir hasta 140 años de vida. En la Edad Media el promedio de existencia era entre los 90 y los 110 años, mas ahora, en estos momentos, ya casi no se vive. Así, pues, viviendo de acuerdo con el principio de la vida animal (Itóklanos), nuestras existencias suelen ser efímeras...

Si en la época de la Lemuria, cuando se vivía de acuerdo con el gran Principio Fulasnitaniano, había tiempo más que suficiente para crear los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser y eliminar de nuestra naturaleza todo elemento inhumano, ahora todo es diferente. Necesitamos, inevitablemente, trabajar en forma intensiva sobre sí mismos, con el propósito de Autorrealizarnos rápidamente, porque la vida se ha vuelto demasiado breve. En estos momentos apenas ya si se llega a los 60 ó 70 años; se ha acortado la existencia en tal forma que ya casi no se vive...

Revisando, pues, principios, estudiando nuestra posición en la vida, podemos verificar por sí mismos que la juventud es fugaz, y que se marchita como una flor en muy pocos años. Es, pues, necesario, que los jóvenes gnósticos se hagan más reflexivos...

Cuando uno está joven, se siente tan fascinado por su misma juventud, que llega a olvidarse de la vejez. Cuando al joven se le habla sobre la ancianidad, considera a esta última como algo demasiado lejano, por la cual, dice “no vale la pena preocuparse”. Sin embargo, los hechos son hechos: pasan los años rápidamente, cuando menos se piensa, y he aquí que llega la vejez...

Algunos jóvenes se han entusiasmando por la Autorrealización Íntima del Ser; hay quienes han aceptado, con gusto, los Principios de la Revolución de la Conciencia, mas, fascinados por la juventud, sólo se han venido a acordar de hacer el trabajo sobre sí mismos en el atardecer de sus vidas, ya muy tarde. Entonces, es claro, no han podido concluir la Obra, han tenido que aplazarla para una existencia futura.

Si los jóvenes se propusieran de verdad aprovechar el tiempo, podrían realizar todo el Gran Trabajo en una misma existencia, aquí y ahora...

En estos momentos me viene a la memoria el caso de Bernardo el Trevisano, el gran alquimista medieval. Este hombre comenzó joven, mas realizó su trabajo, hizo la Gran Obra en 56 años. Si los jóvenes supieran aprovechar el tiempo, lograrían realizar toda la Gran Obra en esta misma existencia. Desafortunadamente, como ya dije, se dejan marear por el brillo hermoso de sus 18 ó 20, ó 25 años de edad...

Quiero, por medio del presente cassette, invitar a la juventud gnóstica a una revolución; no se trata de una revolución de sangre y aguardiente, no. Quiero referirme, en forma enfática, a algo más grande: ¡A la Revolución de la Conciencia! Realizar la Gran Obra en sí mismo es lo importante...

Quiero deciros, en forma enfática, que si os dedicáis de verdad al Gran Trabajo, podréis, si así lo queréis, transformaros ahora mismo en Dioses terriblemente divinos, con poderes sobre el fuego, sobre el aire, sobre las aguas y sobre la tierra.

Desafortunadamente el ANTICRISTO, por estos tiempos, se ha hecho manifiesto, y es obvio que tiene fascinadas a las multitudes. El Anticristo existe dentro del fondo de cada criatura humanoide...

Mucho se ha hablado sobre el Yo psicológico, mas hoy es necesario recordaros al Anticristo. Éste, en sí mismo, está en la raíz misma del Ego, del mí mismo, del sí mismo. Es por decirlo así, la reflexión, o el desvío, o la sombra antitética del Cristo Íntimo dentro de cada ser humano.

Se nos ha dicho que el Anticristo, la Gran Bestia del “Apocalipsis”, tiene siete cabezas y diez cuernos; esto nos recuerda a los siete pecados capitales: Ira, Codicia, Lujuria, Envidia, Orgullo, Pereza, Gula.

En cuanto a los diez cuernos, no está de más recordar a la Rueda del Arcano 10 del Tarot, la rueda fatal del Samsara. Por eso se dice que la Gran Bestia sube del Abismo y va a perdición.

Delante de la Gran Bestia se encuentra el Falso Profeta: el Ego, la Bestia de dos cuernos que habla maravillas sobre el Anticristo.

Bien, entendido esto, comprendido, debemos saber que el Anticristo es el autor de tantas aparentes maravillas: bombas atómicas, cohetes que viajan a la Luna, máquinas de toda especie, etc., etc., etc.

¿Quién no se inclina ante la Bestia?, ¿quién no la adora? Todos dicen: “No hay como la Bestia”, y prosternados, la veneran. Así, pues, la juventud no debe dejarse fascinar por todos los milagros engañosos de la Gran Bestia.

Sabed, pues, que la falsa ciencia moderna deviene directamente del Anticristo; pero es fascinante y toda rodilla ante ella se doblega. Cuando alguien no se hinca ante la Bestia, los demás le critican considerándole retardatario, anticuado. Así, pues, esta fascinación que produce la Bestia es espantosa...

La gente se ha olvidado de que existe la CIENCIA PURA; la gente ha preferido al podridero de teorías modernas, y a los milagros y prodigios engañosos del Anticristo. Éste es el peligro más grave para la juventud moderna, para la Juventud Gnóstica Revolucionaria.

Los jóvenes deben aprender a utilizar todos los sistemas y medios de locomoción, de transporte, etc., etc., etc., pero sin dejarse fascinar por los milagros del Anticristo. No deben olvidar los jóvenes que hay una Ciencia Pura, que está muy lejos de este podridero de teorías modernas.

Cuando uno se Autorrealiza íntimamente, tiene derecho a penetrar en el anfiteatro de la Ciencia Cósmica. Entonces recibe el ELIXIR DE LARGA VIDA y se inmortaliza con su cuerpo físico, pudiendo vivir más allá de lo normal: miles y millones de años.

¿Ha hecho alguna vez acaso el Anticristo un suero que pueda permitirnos vivir millones de años? Sin embargo, el Anticristo fascina, y por ello la juventud debe marchar con mucho cuidado...

Quien logre la Autorrealización Íntima del Ser, podrá transmutar el plomo en oro y conocer la Medicina Universal con la cual podrá realizar curaciones sorprendentes, extraordinarias, maravillosas; nada sabe sobre eso el Anticristo.

Quien logre la Autorrealización Íntima del Ser tendrá la dicha de poder ingresar en grupos que navegan de Galaxia en Galaxia. El Anticristo apenas si puede llegar a la Luna en cohetes muy mal hechos.

Por eso, jóvenes gnósticos, os invito a la Autorrealización Íntima del Ser... Os invito a penetrar por la Senda de la Revolución de la Conciencia... Os invito a entrar por el Camino de la Rebeldía Psicológica... Es necesario no dejarnos fascinar por el Anticristo. Es urgente trabajar sobre nosotros mismos aquí y ahora.

Ha llegado el momento, pues, de revisar principios y de levantarnos en rebeldía psicológica, contra todas esas fascinaciones que produce la gran Bestia. Recordad, jóvenes gnósticos, que los tiempos del fin han llegado y que en estos momentos el Inicuo, el Anticristo, se hace manifiesto a través de todos los cerebros de los científicos, y por medio del intelecto de todas las gentes. ¡Paz Inverencial!

Samael Aun Weor

viernes, 10 de junio de 2016

TUTANKAMÓN

El material de una de las dagas de Tutankamón procede de un meteorito

Un equipo de investigadores confirma que el hierro del arma del faraón procede del espacio



La combinación (casi cabría escribir aleación) no puede ser más sugerente: Tutankamón y algo venido del espacio. La noticia de que, según un nuevo estudio, el hierro de una de las dagas halladas en la tumba del faraón procede de un meteorito invita a titulares tan sensacionales como Tutankamón portaba un arma extraterrestre o el cuchillo de la momia no es de este mundo, que desde luego tienen gancho. En todo caso la historia ya es bastante maravillosa sin necesidad de retorcerla.      ...Continúa leyendo aquí

miércoles, 8 de junio de 2016

LAS AMAZONAS

Cuenta la leyenda que el belicoso héroe Hércules, estaba organizando una expedición para llegar hasta la región de la Capadocia, en cuyos territorios habitaban, y gobernaban, las míticas mujeres guerreras que la tradición conocía por el nombre de “Amazonas”. No se permitía a los hombres formar parte de esta sociedad de mujeres; aunque, una vez al año, se hacía una excepción y, aquellos, podían convivir con las amazonas durante un día entero, transcurrido el cual eran expulsados sin ningún miramiento. Además, se prescindía de los niños varones y sólo eran aceptadas las hembras, a quienes se las adiestraba para la caza y la guerra. Hércules se adentraría en el territorio de las belicosas mujeres para recuperar el cinturón que le había sido entregado a Hipólita -por entonces reina de las amazonas- como símbolo de mando y realeza. 


Conseguir el cinturón de oro de Hipólita, reina de las amazonas, fue uno de los doce trabajos de Hércules. Obtener aquel cinturón que fue regalo de Ares le fue fácil, ya que Hipólita quedó prendada del encanto de Hércules. Para Hera, Diosa Madre que se oponía a Hércules, esta entrega de Hipólita, la feroz guerrera, fue un revés en sus planes, y -haciéndose pasar por amazona- hizo creer que Hércules quería raptar a la reina. Empezó la batalla y su final fue la muerte de Hipólita, a la que Hércules creyó traidora. 



El Maestro Samael, nos habla a este respecto: incuestionablemente resulta muy complejo el noveno trabajo de Hércules, el Héroe Solar, la conquista del Cinto de Hipólita, reina de las amazonas, el aspecto psíquico femenino de nuestra propia naturaleza interior... Debe enfrentarse a las amazonas -terribles mujeres tentadoras- suscitadas por Hera, aún cuando Hipólita había consentido cederle su cinto pacíficamente, debido a lo cual la reina es inútilmente sacrificada por la brutalidad masculina, que pretende apoderarse violentamente de su innata virtud. 



Ese cinto maravilloso, análogo al de Venus y emblema de la feminidad, pierde todo significado y valor al ser separado de su legítima poseedora. El Amor y no la violencia hacen, por lo tanto, su conquista realmente significativa y valedera... 



Samael Aun Weor, aparte del simbolismo interno de las Amazonas, también nos habla de su existencia real, son pocos los vestigios que de ellas han quedado, aparte de los relatos mitológicos, grabados, etc. 



Nos aclara que los ciclos de actividad masculina o femenina están gobernados por el planeta Urano; esto quiere decir que Urano con sus dos polos determina las épocas de actividad triunfal masculina y las épocas de actividad triunfal femenina. Cuando el polo masculino de Urano apunta hacia el Sol, triunfa en el mundo Tierra el sexo masculino; esas son las épocas de la piratería, las épocas de los Napoleones Bonaparte, etc., etc., etc... También la época de las gestas de independencia de los países. 



Cuando el polo negativo femenino de Urano apunta hacia el Sol, la energía que fluye de Urano, entonces, da el triunfo a la mujer: triunfa, sube al tope de la escalera el sexo femenino, manda. Recordemos nosotros la época de las amazonas; entonces éstas tuvieron una época de esplendor, se levantaron por doquier templos a la Diosa Luna, países soberanos gobernados por el sexo femenino; el Imperio de las amazonas se extendió por gran parte de Europa y de Medio Oriente, y hasta Asia. Quienes ejercían el sacerdocio, quienes ejercían el gobierno, quienes formaban parte de las fuerzas armadas eran las mujeres. Que construyeron una poderosa civilización, nadie se lo puede negar, fue cierto y de toda verdad. Indubitablemente, hubo algo de crueldad también: los niños varones eran incapacitados en alguna forma para que no pudieran triunfar; bien se les hería en un brazo, o se les hería en una pierna, en fin, se les hacía algún daño al cuerpo para que no pudieran ejercer más tarde el dominio. Eso era cruel, no podemos negarlo, pero esos son hechos que han pertenecido a la historia y que ya pasaron. 



En la guerra, las amazonas se distinguieron extraordinariamente; recordemos a la Amazona Camila, de la cual da testimonio nada menos que Virgilio, el Poeta de Mantua. Obviamente, Virgilio, el gran Maestro del Dante Alighieri, habla maravillas sobre la Amazona Camila; en la guerra fue extraordinaria, puede llamársela como una de las mejores generales de la época, muy similar en el tiempo a cualquier otro guerrero del sexo masculino. Virgilio nos habla de Camila en su obra "La Eneida" y nos dice de ella: 



"... Con nosotros está Camila, de la ilustre nación de los Volscos, que acaudilla un escuadrón de jinetes, gente lúcida y bien armada de hierro... Sale a su encuentro, seguida de su escuadrón de Volscos, la reina Camila, la cual se apea de su corcel en las mismas puertas de la ciudad, siguiendo su ejemplo toda la cohorte, y dice así a Turno: 

"Si puede tenerse confianza en la propia fortaleza, yo la tengo en la mía, y te prometo hacer frente a las huestes de Eneas y marchar sola contra la caballería tirrena. Consiente que yo sea quien arrastre los primeros peligros de la guerra: tú quédate con los peones en las murallas y guarda la ciudad." 

Clavados los ojos en la terrible virgen, respóndele así Turno: 

"¡Oh, virgen, gloria de Italia!, ¿cómo podré agradecerte, cómo podré pagarte tan gran merced? Ven, pues que tu aliento es superior a todo; ven a compartir conmigo estos grandes afanes.” 

Entretanto, en las mansiones celestiales, la hija de Latona llama a la ligera Opis, una de las vírgenes sus sagradas compañeras, y llena de tristeza le dirige estas palabras: 

"Camila, ¡Oh virgen!, se encamina a una guerra cruel, y vanamente ciñe nuestras armas. Camila me es cara más que otra virgen alguna, y no es nuevo este cariño, ni nacido de súbito en el corazón de Diana. Cuando, arrojado del trono por el odio de sus vasallos, nacido de su soberbia y tiranía, salió Metabo, su padre, de la antigua ciudad de Triverno, huyendo por en medio de los combates... Exclama así fijos los ojos en el firmamento:" "¡Oh alma virgen, hija de Latona, moradora de las selvas, yo te consagro a esta niña, de quien soy padre; pendiente por primera vez de tus armas, te implora huyendo de tus enemigos por el viento; acoge, oh diosa, yo te lo ruego, acoge esta prenda tuya, que ahora se confía a las inseguras auras!". 

"Vanamente muchas madres de las ciudades tirrenas la desearon para nuera; contenta con ser sólo de Diana, abriga intacto en su pecho un invencible apego a las armas y a su virginidad. Bien quisiera que no se hubiese empeñado en esa terrible guerra que quiere hacer a los Teucros, y hoy sería una de mis queridas compañeras; mas ya que pasan sobre ello los crueles hados, ea, pues, ¡Oh ninfa!, deslízate del firmamento y ve a visitar los confines latinos, donde va a trabarse bajo infausto agüero la tremenda lid. Toma este arco, y saca de mi aljaba una flecha vengadora, y armada con ella, sea quien fuere el que ose herir el sagrado cuerpo de Camila, sea Troyano o ítalo, corra su sangre en mi desagravio; luego yo llevaré a un túmulo en una nube el cuerpo y las intactas armas de la desventura, y la restituiré a su patria." 

“... Embravécese en lo más recio del combate la amazona Camila, ceñida la aljaba, descubierto un pecho para la lidia, y ora dispara con su arma multitud de flexibles dardos, ora ase con infatigable diestra una poderosa hacha; pendientes de su hombro resuenan el arco de oro y las armas de Diana... En torno suyo avanza la flor de sus compañeras, la virgen Lavinia, Tula y Tarpeya, que blande una segur de bronce; ítalas todas y que la misma divina Camila eligió para honrarse con ellas, sus fieles auxiliares en paz y en guerra, semejantes a las amazonas tracias, que recorren las márgenes del Termodonte y guerrean con sus pintadas armas, ya en derredor de Hipólito, ya cuando la belicosa Pentesilea vuela en su carro, y en pos de ella se embravecen con sus grandes alaridos sus mujeriles huestes, armadas de lunados broqueles.” 
... Entonces el insidioso Arrunte, que ve llegada la ocasión propicia, blande su dardo, alzando a los dioses esta plegaria: 

"¡Oh el más poderoso de los númenes, Apolo!, custodio del sagrado Soracte, tú, a quien damos culto los primeros y en cuyo honor hacemos arder perpetuamente hogueras de hacinados pinos; tú, por cuyo fervor podemos tus adoradores andar ilesos sobre ascuas, concédeme, Padre Omnipotente, borrar este desdoro de nuestras armas. No codicio los despojos ni el trofeo de la debelada virgen ni ningún otro botín; otras proezas me darán fama: con tal de que mi dardo destruya esa fiera plaga me resigno a tornar sin gloria a las ciudades de mi patria." 

Oyóle Febo y otorgóle en su mente que lograse una parte de su voto; mas dispersó la otra por las leves auras: concedió a sus preces que postrase con súbita muerte a la desprevenida Camila, mas no que tornase a ver a su noble patria: estas palabras se llevaron los notos en sus procelosas alas. Resonó por fin, cruzando las auras, el dispersado dardo; todos los Volscos volvieron hacia la Reina los irritados ánimos y los ojos; ella, empero, no advierte el silbido del dardo en el aire ni le ve venir, hasta que se hincó debajo del cortado seno y se empapó profundamente en su virgínea sangre. Camila, moribunda, quiere arrancarse el dardo con la mano; pero la ferrada punta está clavada con honda herida entre las costillas. 

Entonces, próxima a expirar, habla así a Acca, una de sus compañeras, la que le es más fiel entre todas y con quien solía compartir sus cuidados: "Hasta aquí, Acca hermana, he tenido fuerzas; ahora me mata esta cruel herida, y todo en torno a mí se cubre de densas tinieblas. Corre y lleva a Turno estas mis postreras palabras; dile que me reemplace en la lid y ahuyente de la ciudad a los Troyanos; ¡y ahora, adiós!" Esto diciendo, suelta las riendas e involuntariamente se desliza del caballo al suelo; luego, poco a poco, se va la vida desprendiendo de su aterido cuerpo, doblegándose el flexible cuello, su cabeza se rinde al peso de la muerte, deja caer las armas y, exhalando un gemido, huye su indignado espíritu a la región de las sombras. 

Alzase entonces un inmenso clamor que va a herir los dorados astros; muerta Camila, enciéndase aún más la lidia; todos a la par, en apiñado tropel, se precipitan unos contra otros los Teucros, los caudillos tirrenos y los escuadrones árcades de Evandro. 

Las mismas matronas, en aquel desesperado trance, luego que vieron desde los muros a Camila, movidas de verdadero amor patrio, empiezan a arrojar proyectiles con trémula mano; a falta de hierro, precipitan maderos y estacas de duro roble, endurecidas al fuego, y son las primeras en el ardiente deseo de morir en defensa de la ciudad...



También Dante, en su Divina Comedia, la nombra como de los seres que se encuentra en su recorrido, cuando desciende al primer círculo dantesco: "Habiendo atravesado el río de los muertos, Dante emerge como de un extraño sopor y desciende al primer círculo del Infierno, que es donde está el Limbo. Allí se encuentra las almas virtuosas e inocentes de los que no pudieron recibir el bautismo. Vense más allá verdes praderas habitadas por guerreros ilustres, poetas, librepensadores, eruditos y muy sabios..." 



"Nos retiramos luego hacia un extremo de la pradera, desde donde podían verse todas las almas que moraban en aquel lugar. Allí, en pie, me fueron señalando los grandes espíritus, cuya contemplación me hizo estremecer de alegría. Allí vi a Electra con muchos de sus compañeros, entre los que reconocí a Héctor y Eneas; después a César, armado, con sus ojos de ave de presa. Vi en otra parte a Camila, Pentesilea... etc."

Continúa el Maestro Samael diciéndonos que las amazonas en la ciencia descollaron triunfalmente, su imperio fue poderoso, se extendió de Occidente a Oriente; si más tarde ese imperio declinó, si decayó, se debió eso precisamente al aspecto sexual. Cierto grupo de amazonas llegaron a Grecia y aunque se aislaron por un tiempo, no está de más decirles que se unieron sexualmente a distintos jóvenes griegos y cambiaron desde entonces en sus modales; esas amazonas, ya cambiadas, influyeron sobre el resto de las amazonas que habían establecido el imperio -el "imperio de las Amazonas"-, y poco a poco, fueron perdiendo el poder, descolló completamente el sexo masculino; es que ya había pasado su época. 


Cuarenta y dos años son de actividad masculina y cuarenta y dos de actividad femenina. En estos momentos, por ejemplo, en que nosotros nos encontramos, está dominando el sexo femenino, está en su ciclo de dominio, de mando, esto no lo podemos negar, indubitable. Realmente, la mujer manda, se impone en la ciencia, se impone en el mundo del comercio, se impone en el gobierno, se impone en la religión, se impone en el hogar, se impone en todas partes; está es su época... El Maestro Samael nos explica que el sexo femenino tiene derecho a la dignificación y a la transformación, que el sexo femenino debe aprovechar el momento actual en que Urano le está ayudando, sacar el máximum de provecho a la vibración del planeta Urano. La mujer tiene derecho a pasar a un nivel superior del Ser y eso es posible sabiendo amar. La mujer mediante el amor no solamente puede transformarse a sí misma, sino, también, puede transformar a los demás. 


La mujer en estos momentos desplaza al hombre, que tiene dominio, mando completo; si a esto se añade que el sexo masculino está muy degenerado actualmente, entonces es la mujer la que tiene que regenerar al hombre. El estado de degeneración masculina es innegable, irrefutable, irrebatible; toca a la mujer darle la mano al varón, levantarlo. Si el hombre ha perdido actualmente su poder se debe sencillamente a su degeneración; la mujer tiene pues, en estos momentos, un deber ineludible, cual es el de ayudar a regenerar al hombre y de luchar por la paz universal.

lunes, 6 de junio de 2016

LA MITOLOGÍA DE ABRAXAS

Haciendo una investigación sobre la palabra "Abraxas" encontramos que la gran Maestra y esoterista Helena P. Blavatsky nos dice que se trata de una palabra mística que se remonta hasta Basílides, el Pitagórico de Alejandría, en el año 90 después de Cristo. 

Basílides empleaba la voz Abraxas como un nombre de la divinidad; decía que era la divinidad suprema entre las siete principales, y que estaba dotada de 365 virtudes. Esto era algo simbólico y tiene que ver con la numeración griega: 


a = 1 
b = 2
r = 100 
a = 1 
x = 60 
a = 1 
s = 200 

TOTAL 365 


Es decir, que la suma de los valores numéricos que atribuían a cada letra de la palabra Abraxas forma un total de 365, que correspondía a los 365 días del año solar, o lo que es igual un ciclo de "acción divina", el conjunto de las 365 manifestaciones sucesivas atribuidas a Dios en un año. 

Otros autores como C. W. King, autor del libro "Los Gnósticos", considera la palabra Abraxas similar a la hebrea "Shemahamphorasch" que es una palabra sagrada del extenso nombre de Dios. Aunque la gran autoridad masónica Oliver relaciona el nombre de Abraxas con el de Abraham. 

En otras latitudes, también aparece el nombre de Abraxas y se respeta que Abraxas es la copia de las palabras indas "Abhimanin" (el hijo mayor de Brahma) y "Brahma" combinadas. 

Por otro lado, según Leisegang, en su libro "La Gnose", Abraxas se identifica con Mitra; dice que es el mediador entre la humanidad y el único Dios, el sol invencible, que se veneró en la antigüedad por los siglos III-IV. Este Abraxas-Mitra, en su origen persa, es el mediador entre Ahuramazda y Ariman, es decir entre el Bien y el Mal. 

Tampoco podemos olvidar la presencia de Abraxas en la Teurgia; como palabra mágica relacionada con el Abracadabra que proviene de la frase hebrea: "Abreq ad hâbra" que significa: "Envía tu rayo hasta la muerte". A este respecto H. P. Blavatsky nos dice que "Abracadabra" es un término posterior a la voz sagrada de "Abraxas" que, a su vez, deriva de una sagrada y antigua palabra copta o egipcia, la cual era una formula mágica que significaba simbólicamente: "No me dañes", y estaba dirigida a la divinidad. Se escribía en un amuleto o talismán y se llevaba sobre el pecho debajo de la ropa o colgada al cuello. 

Las piedras Abraxas eran usadas por los gnósticos, eran unas gemas que llevaban inscrita esta palabra griega que se usaban como talismán. Los amuletos se convirtieron en un objeto tan común entre los cristianos que en el siglo IV se prohibió tanto su fabricación como su uso, bajo la pena de ser expulsado de la orden sagrada a la que se perteneciera. 

Las gemas Abraxas representaban, generalmente, un cuerpo humano con cabeza de gallo, en una mano llevaba un escudo y en la otra un látigo, y dos serpientes en lugar de piernas. A veces, aparecían otras figuras fantásticas como una cabeza de león, elefante, serpiente, etc. En algunas gemas aparece con las letras I A O que designan a la divinidad. Estas letras, en realidad, están contenidas en la palabra GALLO o GAIO. 

El  Maestro Samael Aun Weor nos devela el misterio del Abraxas. Nos explica que aquel que recibe la iniciación venusta encarna a su estrella. Esta estrella crucificada en la cruz es el cristo de los Abraxas. Nos habla también el Maestro del significado de la doble cola de serpiente que forma las patas del gallo solar de los Abraxas. Una es la serpiente ascendente, la serpiente de cobre de Moisés, la otra es la serpiente descendente. Todo el trabajo de la Gran Obra consiste en desprenderse de los anillos encantados de la serpiente seductora; domarla, vencerla, ponerle el pie sobre la cabeza, y levantarla por el canal medular, para abrir las siete iglesias. 

De las dos serpientes que se enroscan en el caduceo de mercurio, en el ser humano normal y corriente, la serpiente derecha asciende, mientras la izquierda desciende hacia los propios infiernos atómicos del hombre, para la satisfacción animal. Antes de que el hombre hubiera salido del Edén las dos serpientes estaban levantadas sobre la vara, como en los ángeles que tienen sus dos polos, masculino y femenino de su fuerza sexual, fluyendo hacia arriba, hacia la cabeza. Actualmente, los seres humanos tienen su energía sexual dividida: mientras la corriente solar masculina positiva asciende, la energía negativa femenina lunar desciende. Hay que levantar el polo negativo de nuestra fuerza creadora. Las dos serpientes deben fluir hacia arriba, hacia la cabeza como los ángeles. 

En el libro "Curso Esotérico de Kábala" del Maestro Samael, en su capítulo VI, podemos leer: 

“La clave se encuentra en la Serpiente, las patas de Gallo de los Abraxas es una doble cola de serpiente. Existe la serpiente tentadora del Edén y la serpiente de cobre de Moisés entrelazadas en el Tau, es decir, en el lingam sexual. la serpiente normalmente está encerrada en el chacra Muladhara (Iglesia de Éfeso). Ella dormita en ese centro coxígeo. La serpiente debe salir de su Iglesia inevitablemente. Si sube por el canal medular, nos convertimos en ángeles, si baja hasta los infiernos atómicos nos convierte en demonios. Ahora comprenderéis porque la serpiente del caduceo es siempre doble, la fuerza sexual es el Hile de los gnósticos." 

En otro fragmento de otro libro dice: 

"El alma se halla entre dos caminos el de la luz o el de las tinieblas y el problema es absolutamente sexual. La clave se encuentra en la serpiente sagrada. El gallo que representa el 1. A. O., el Verbo, la palabra." 

El ABRAXAS de los gnósticos es el INRI de los cristianos, el TAO chino, el ZEN budista... 

Para finalizar con este aspecto haremos mención de un escrito de Carl Gustav Jung, que recopiló de Basilides de Alejandría, y se titulaba "Los siete sermones a los muertos" o "Septem Sermones ad Mortus". Este escrito lo regalaba en ocasiones a sus amigos, pero no permitía que lo publicaran. Jung tomó de los gnósticos el pensamiento en paradojas, y utilizaba terminología gnóstica como la palabra Abraxas para denominar a la divinidad. 

Jung, finalmente, dio su permiso para la publicación de este escrito dentro de su libro de memorias después de dudar y sólo "en aras a la honradez", pero no permitió que se publicara la solución del anagrama que se encuentra al final del séptimo sermón. 

Hemos extraído algunos párrafos de estos siete sermones a los muertos en los que se refiere concretamente al Dios Abraxas. 

Dicen así: 

"Este es un Dios del que vosotros nada sabíais, pues los hombres lo olvidaron. Nosotros lo denominamos por su nombre: ABRAXAS. 

Es todavía más indeterminado que Dios y Diablo. Para diferenciar a Dios de él, llamamos a Dios Helios o Sol. 

Abraxas es acción, frente a él no hay nada sino lo irreal, por ello su naturaleza activa se despliega libre... 

Abraxas está por encima del Sol y por encima del Diablo... 

Si el Pleroma tuviera una esencia, Abraxas seria su manifestación... Es fuerza, duración, trasformación. 

Los muertos avanzaron como niebla a través de los pantanos y gritaron: Háblanos más sobre el supremo Dios. 

Abraxas es el Dios difícilmente reconocible, su poder es el supremo, pues el hombre no lo ve.

Del Sol ve el Summum Bonum, del diablo el lnfinitum Malum, de Abraxas, sin embargo, la Vida indeterminada en todos los aspectos que es la madre del bien y del mal. 

La vida parece ser más pequeña y más débil que el Summum Bonum, razón por la cual resulta difícil pensar que Abraxas supere en poder incluso al sol, que es la fuente iluminante de toda fuerza de vida misma. 

Abraxas es el sol y, a la vez, el abismo eternamente arrollador del Vacío, del Diablo. 

El poder de Abraxas es ambivalente. Vosotros no lo veis pues en nuestros ojos lo opuestamente orientado de este poder deja de ser. 

Lo que Dios Sol dice es vida. 

Lo que dice el Diablo es muerte. 

Abraxas, sin embargo, dice la palabra digna y condenada, que es a la vez vida y muerte. Abraxas produce verdad y mentira, bien y mal, luz y tinieblas en la misma palabra y en el mismo acto. 

Por ello Abraxas es temible. Es soberbio como el león en el instante en que vence a su victima. Es bello como un día de primavera. Es el lleno que se une con el vacío. Es la cópula sagrada, es el amor y su homicidio, es el santo y su traidor. Es la más clara luz del día y la más profunda noche del absurdo. 

Verle significa ceguera, conocerle significa enfermedad, rezarle significa muerte, temerle significa sabiduría, no oponerse a Él significa salvación. 

Dios vive detrás del sol, el Diablo vive detrás de la noche. 

Lo que Dios engendra a partir de la luz, el Diablo lo arrastra a la noche. Pero Abraxas es el mundo, su devenir y dejar de ser mismo. 

A cada ofrenda al Dios Sol el Diablo presenta su maldición. Todo cuanto solicitáis del Dios Sol, produce un acto del Diablo. Todo cuanto creáis con Dios da al Diablo poder de actuación. 

Este es el terrible Abraxas... 

Cuando el gran mundo se torna frío, la estrella ilumina. No hay nada entre el hombre y su Dios, en cuanto al hombre puede separar su mirada del espectáculo llameante de Abraxas... 

Aquí hombre, allí Dios. Aquí debilidad y nadería, allí eterna fuerza creadora. Aquí oscuridad total y frío húmedo, allí sol pleno.

sábado, 4 de junio de 2016

Gurdjieff - De Hartmann Vol 01: Voyage vers des lieux inaccessibles, Ala...

Jorge Ianovitch Gurdjieff nació el 1/1/1877 (según el antiguo calendario ruso) en la ciudad de Alexandrópol (rusia), hasta entonces otomana, recién conquistada por el ejército del zar y murió en París, 29/10/1949... Sigue leyendo.

viernes, 3 de junio de 2016

Halladas más de 70 pinturas del Paleolítico en una cueva de Vizcaya

El pasado martes 24 de mayo un equipo arqueológico de la Diputación de Vizcaya reveló el asombroso hallazgo de una serie de pinturas y grabados pertenecientes a la cultura Magdaleniense, una de las últimas del Paleolítico Superior y la misma a la que pertenecen las representaciones de la cueva de Altamira.

Este descubrimiento ha tenido lugar en la cueva de Atxurra, localizada en Berriatua (Vizcaya), que ya había sido explorada entre 1934 y 1935 por José Miguel de Barandiaran, un célebre arqueólogo vasco. Fue el equipo liderado por el también arqueólogo Diego Garate, quien en 2014 decidió retomar las investigaciones en este yacimiento y el resultado empezó a verse en diciembre, cuando los primeros grabados salieron a la luz.